Netflix apuesta por el advergaming

Netflix apuesta por el advergaming

Coincidiendo con el inicio de año la compañía de contenidos audiovisuales por streaming, Netflix, nos ha sorprendido con una pequeña pieza publicitaria de lo más divertido: Flix Arcade. Con una estética de lo más retro, nos permite elegir a algunos de los personajes de sus series de producción propia más emblemáticas con los que deberemos correr superando los obstáculos que vayan apareciendo en el camino. Un planteamiento simple, ¿no? ¿Por qué podría interesarle a Netflix lanzar este tipo de juego? ¿Tenían un rato libre en Navidad y decidieron hacerlo por diversión? ¿Les sobraban unos euros y decidieron hacer feliz a un desarrollador de videojuegos? Probablemente no. Veamos por qué este tipo de contenido es interesante.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que Netflix no acaba de fundarse, no necesita hacer mucho branding, no es un videojuego publicitario para dar a conocer la marca Netflix ni sus servicios. Netflix ya tiene una buena cantidad de usuarios y de seguidores en redes sociales y es con todos ellos con quienes la empresa ha compartido esta pieza (concretamente en sus filiales de Asia, mercado clave en su estrategia de expansión). Pero entonces, si ya son usuarios y/o seguidores, ¿por qué publicitarse ante ellos? Por dos razones:

 

Reforzar la empatía con la marca.

La marca Netflix no es sólo Netflix, son también los personajes de sus series. Los usuarios empatizan con ellos. Mediante un juego Netflix está permitiendo a sus usuarios y simpatizantes manejar a esos personajes que ya conocen. Hay un detalle importante: el tono del juego no tiene nada que ver con el tono de las series. Debemos tener en cuenta que el momento en el que un usuario recibe el juego no es el momento en el que se prepara para entrar en la narrativa de esos personajes, es un momento mucho más corto, un paréntesis en el trabajo o en la navegación por internet (el juego está desarrollado sobre HTML5 para ser jugado en navegadores completos y móviles); en este momento los usuarios agradecen que se les arranque una sonrisa y ver a su personaje favorito en un tono cómico… funciona a esos efectos. Lo que nos lleva a la segunda razón para lanzar este videojuego publicitario.

Viralidad + suscripciones

El esquema del juego es muy simple: tras jugar, se permite al usuario compartir en Facebook lo que acaba de lograr. A la gran mayoría de las personas les gusta compartir cosas divertidas y ver al serio Pablo Escobar de la serie Narcos en ese contexto, lo es. De esta forma Netflix está consiguiendo, finalmente, alcanzar a nuevos usuarios, contactos de sus miles de usuarios ya adquiridos que se preguntarán “¿por qué mi amigo tiene esta empatía con Pablo Escobar? ¿Quién es Piper Chapman? ¿Qué me estoy perdiendo?” y, eventualmente, algunos de ellos contrataran los servicios del gigante del streaming.

 

Con este enfoque y teniendo en cuenta que el desarrollo de un juego como Flix Arcade en HTML5 puede tener un coste entre los 10K-20K euros, no parece una mala idea, ¿no crees?

¿Funciona esto solamente para grandes marcas? Para nada. Contacta con nosotros para que te demos algunas ideas y te enseñemos algunos ejemplos de cómo un advergame puede funcionar para tu empresa.